En marcha Impulso Emprendedor

En la mañana del martes comenzó a desarrollarse el Programa Impulso Emprendedor, a través de un lanzamiento virtual de alcance masivo, organizado por ANDE y la Red Uruguay Emprendedor.

Ana Laura Trías fue la anfitriona del evento, luego de que Sebastián Beltrame tuviera que cumplir con una cuarentena preventiva por estar en contacto con una persona afectada por COVID-19. A pesar de ello, el conductor de “En Foco” (programa emitido por Canal 4 de Montevideo), participó del evento, realizando una pequeña introducción desde su casa.

A la Coordinadora de la Red Uruguay Emprendedor,  no le pesó en absoluto el poco tiempo de preparación y apenas apareció en cámara ingresó en el rol de conductora del evento, para comenzar a adelantar a los espectadores los contenidos del lanzamiento y por supuesto algunos detalles sobre el desarrollo del Programa.

En la introducción, Ana Laura habló sobre el rotundo éxito que tuvo la convocatoria, contando con más de 2700 inscriptos, a la hora del comienzo de esta primera instancia virtual. 

Luego de la presentación, la anfitriona recibió en el estudio a Julia Olarte, fundadora de “Cuatro de Julia” un emprendimiento que produce deliciosos alfajores artesanales, la primera de los 5 expositores del evento.

Julia comenzó hablando sobre su vida y su emprendimiento, expresando que se trata de una “linda historia, de la cual aún no sé el final», pero que la ayuda a sentirse bien. Contó que su fuente de inspiración y principal motivación son sus 4 hijos, quienes dieron nombre a su proyecto.

Julia remarcó que uno de los motivos por los cuales inició su recorrido por este camino, fue convertirse en un ejemplo de trabajo, compromiso y responsabilidad y darles un claro mensaje “si uno quiere salir adelante, no importa la edad, lo puede lograr”.

 En segunda instancia Alejandra Rossi, directora de Socialab Uruguay, presentó su exposición titulada “¿Está todo inventado o puedo hacer algo diferente?”.

Alejandra desmitificó la creencia de que la creatividad es solo para los artistas y aseguró que está muy relacionada con el mundo de los negocios, en particular con los emprendedores y las emprendedoras.

A partir de la creatividad es como se pueden desarrollar nuevas ideas para emprender, ideas capaces de distinguirse de otras, por su valor diferencial.

A pesar de que no hay un único camino para ser creativos, Alejandra enumeró algunas (45) formas para pensar ideas a partir de las diferentes dimensiones de un negocio.

Luego el consultor español Oliver Soca, se propuso buscar respuestas a la pregunta “Tu idea ¿es un negocio?”.

Contó como generalmente los proyectos emprendedores comienzan como un hobby, para luego pasar a una etapa de validación, en la que es posible descubrir si existe un mercado donde colocar determinado producto o servicio y a partir de allí aparece una tercera fase: el negocio.

En su presentación, describió las etapas que permiten continuar con el desarrollo del negocio, a partir de la empatía con el cliente, hasta las diferentes formas de generar ingresos.

Aprendiendo a dimensionar la capacidad productiva en base al mercado con el que el emprendimiento cuenta realmente, algo definido por la cantidad de clientes, con lo cual podemos evitar un fracaso prematuro a causa de los elevados costos operativos.

Oliver recordó que Uruguay cuenta con muchas organizaciones para apoyar a los emprendedores en el desarrollo de sus proyectos y alentó a los espectadores a atreverse a emprender, siempre prestando especial atención a los números, asegurando que un buen análisis de los mismos permitirá que sus proyectos perduren en el tiempo.

Ana Laura presentó luego a Enrique Topolansky, Director del Centro de Innovación y Emprendimientos de la Universidad ORT, con la consigna de explicar de qué forma es posible incorporar tecnología a los emprendimientos.

La exposición de Enrique, comenzó ubicando a los emprendedores en la realidad actual, afectada por el contexto de emergencia sanitaria, que ha dejado en evidencia la importancia de la tecnología para mantener el contacto y desarrollar actividades empresariales.

Manifestando que la tecnología, a partir de la disrupción digital, puede apoyar el desarrollo de los emprendimientos, beneficiando sus actividades, impulsando la innovación para instalar nuevos paradigmas y adaptar su propuesta de valor, de tal forma que los productos puedan atender las nuevas necesidades de los clientes.

Aprovechando los nuevos canales para generar relaciones con sus potenciales clientes, para ello, presentó una serie de herramientas digitales de acceso gratuito para comenzar a capitalizar esas vías de comunicación. 

La exposición de Enrique, terminó con una invitación a experimentar, a utilizar y conocer esas herramientas, para sacar partido de la disrupción digital y potenciar los proyectos y emprendimientos.

La última invitada de la jornada fue Sofía Fernández, fundadora de Trotamundos, que contó su experiencia de transformación digital, con el título “REinventarse no es una opción es una necesidad”.

Sofía narró que a partir de su experiencia como viajera y su latente actitud emprendedora, notó que la mochila de viaje de los mochileros uruguayos podía mejorarse y a partir de allí comenzó a recorrer un nuevo camino, creando Trotamundos y lanzando su primer producto: una mochila para viajeros.

Ese primer producto fue un éxito y la experiencia de sus primeros clientes le permitió expandirse, en un contexto en el que el turismo se volvía más y más popular.

Su realidad  -como la de muchos otros- cambió drásticamente en marzo de 2020, momento en que la emergencia sanitaria paralizó la industria turística por completo, lo que la obligó a pensar en cuánto tiempo podría sobrevivir el emprendimiento sin ventas y a partir de eso repensar qué acciones tomar para mantenerlo funcionando.

Luego de muchas y arduas jornadas de trabajo, junto a su socia y el resto de su equipo, concluyeron que sería imposible vender sus productos en ese contexto, entendiendo que “estaban con el producto equivocado para el momento actual”.

Por lo que reflexionaron sobre cómo adaptarse a las condiciones de la nueva realidad, una realidad que siempre está cambiando. Como resultado, dividió su emprendimiento en tres partes, manteniendo su primera unidad de negocio, pero creando líneas de productos para atender las nuevas necesidades de los clientes, valiéndose de la infraestructura que ya tenían desarrollada.

Para finalizar su exposición, Sofía presentó cuáles fueron las estrategias que le permitieron a Trotamundos adaptarse al contexto para luego reinventarse.

El evento pasó a un breve intervalo para seleccionar preguntas planteadas por la audiencia a los expositores, quienes conformaron un panel, moderado por la anfitriona para dar respuesta a las interrogantes. 

Al cerrar la actividad, Ana Laura agradeció a las instituciones que de una u otra forma colaboraron para la realización y difusión de la actividad, así como a los emprendedores por estar del otro lado de la pantalla y formar parte de este nuevo Programa de la Agencia Nacional de Desarrollo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *