Integrantes del equipo del HackLab Paysandú participaron en Campus Party

Integrantes del equipo del HackLab Paysandú, junto a estudiantes de Informática participaron del mayor evento internacional de innovación, creación y tecnología que se realizó el pasado fin de semana en Punta del Este.

Campus Party llegó a Uruguay por primera vez, precisamente al Centro de Convenciones de Punta del Este. El evento contó con tres escenarios con programación simultánea, hackatones, workshops y desafíos de innovación, reuniendo más de cuatro mil participantes.

La delegación sanducera estuvo conformada por los integrantes del equipo del HackLab Paysandú: un tecnólogo mecánico, un tecnólogo informático, un estudiante avanzado de Ingeniería Electrónica y la referente técnica del equipo; junto a estudiantes avanzados de tecnólogo informático, estudiantes de la carrera de licenciatura en ingeniería biológica de la UDELAR y otros jóvenes que cursan el bachillerato informático del ITSP que se sumaron a la iniciativa a través de la Secretaría de Jóvenes de la Intendencia Departamental.

Gabriela Ostuni, referente del HackLab Paysandú aseguró que participar en la primera edición en Uruguay de Campus Party fue “una experiencia muy motivadora, muy enriquecedora”. Con altas expectativas a partir de lo que conocía en otras ediciones del evento, realizadas en otros países, aseguró que los integrantes de la delegación quedaron “muy bien impresionados”.

Afirmó que “fue un evento importante, duró tres días y contó con 80 charlas. Había cinco áreas de trabajo que estaban continuamente llenas de gente dando cursos, esas áreas eran  más bien prácticas. Todos tomamos uno que otro workshop en diferentes áreas del conocimiento y la verdad que eso nos dio un gran impulso”.

Destacó además la posibilidad de estar en “contacto con gente que vino a dar charlas desde Estados Unidos, México, Chile, Argentina y con representantes de empresas uruguayas que trabajan en innovación a primer nivel en contacto con el mundo. Estaban ahí sus CEO, dando charlas contando cómo llegaron al lugar donde están, realmente fue algo muy diferente”.

La organización propone que los participantes se mantengan dentro del campusdurante el tiempo en que dure el evento, por lo que se instalan carpas para que los campuseros puedan pasar la noche, al tiempo que se proponen diferentes actividades nocturnas como parte de la programación, generando así más posibilidades de contacto e intercambio.

Dentro de las actividades nocturnas, se proponen diferentes hackatones o maratones de desarrollo que atienden algún planteo específico. ”Los chicos conforman grupos para realizar esos desafíos que generalmente están conducidos y tutoreados por un referente del tema que los va encaminando y les va dando herramientas, ayudas, para que logren desarrollar lo que se les pide” señaló Gabriela.

Las propuestas recorren diversas temáticas, “ya sea de inteligencia artificial machine learning, otras áreas que se están trabajando mucho, lo que se llama realidad aumentada”.

El equipo del HackLab Paysandú, participó en uno de los primeros desafíos, en la noche inaugural, trabajando intensamente hasta las dos de la mañana de esa jornada.

Gabriela afirmó que son muchísimos los aportes que puede brindar al equipo del HackLab, el hecho de participar de un evento de este tipo. En primer lugar, es una gran oportunidad para “estar al tanto de las últimas tecnologías que se están utilizando a nivel global, ya sea en relación con la medicina, con la biología, con los viajes interespaciales, la informática cuántica, plantear y llevar adelante un desarrollo, las técnicas para pensar y desarrollar programas y sobre todo mucho sobre emprendedurismo”.

Destacó la cantidad de “jóvenes con ideas que pueden parecer locas, que son llevadas adelante y luego resulta que no estaban tan equivocados, encuentran muchas personas que se identifican con la misma causa”.

Por otro lado vimos muchos desarrollos pensando en un área social, aplicaciones como Háblalo, TEAyudo , desarrolladas pensando en aquellos con capacidades diferentes, para ayudarlos a ellos y a su entorno”.

Otra gran oportunidad que brinda esta experiencia es la de “conversar, intercambiar, con los propios participantes o incluso con los oradores, que a veces uno los ve tan lejos que da la sensación de que no puede acceder a ellos y sin embargo cuando se bajan de la charla uno tiene unos 5 o 10 minutos que puede ponerse en contacto y generar vínculos a futuro”.

La Referente del HackLab también mencionó “la cantidad de jóvenes volcados completamente a la tecnología, la cantidad de jóvenes emprendedores, buscando hacer sus primeros pasos, escuchando ávidamente aquellos que ya lo hicieron y tratando de aprender de ellos, tanto lo que hicieron, como lo que no deben hacer. No hay un manual, pero siempre hay algún lineamiento que uno puede tratar de seguir y eso se aprende ahí en ese momento”.

Otras áreas que nos resultaron muy llamativas, la tecnología aplicada a la medicina, los avances que ha tenido, lo lejos que estamos llegando. Realmente impacta.

También lo lejos que está llegando el ser humano, la capacidad de invención y creación del ser humano que es inagotable. Sobre todo la capacidad de los jóvenes. Eso es algo que tenemos en grande y que tenemos que aprovechar.

Durante tres días en el este de Uruguay se reunieron decenas de miles de participantes de desafíos, talleres, puestos de trabajo; jóvenes, carpas, innovación y computadoras en la experiencia internacional más grande dedicada a la innovación y la creatividad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *